My Senior Health Plan son asesores confiables de Medicare que brindan asesoramiento gratuito e imparcial a las personas mayores para que puedan tomar decisiones más inteligentes sobre la cobertura y el precio.

Medicare Parte A y Parte B

Explorar las opciones de Medicare a medida que se acerca el momento de jubilarse puede ser un proceso complejo. Este programa federal de seguro médico, que incluye las Partes A, B, C y D, ofrece cobertura a las personas mayores de 65 años, a las personas con ciertas discapacidades y a las personas con insuficiencia renal terminal. La Parte A de Medicare, o de seguro hospitalario, cubre las hospitalizaciones, los cuidados de enfermería especializada, los centros de cuidados paliativos y los servicios sanitarios a domicilio. Es posible que  usted no tenga que pagar una prima mensual por la Parte A si ha pagado los impuestos de Medicare mientras trabajaba. Sin embargo, tenga en cuenta los demás costos, como los deducibles y los copagos. Comprender la Parte A es clave para planificar con eficacia su atención sanitaria durante la jubilación.

Medicare Parte A: ¿Qué cubre?

1. Atención hospitalaria: La Parte A de Medicare cubre varios servicios de hospitalización, como habitaciones compartidas, comidas, servicios de enfermería estándar y medicamentos esenciales, incluidos aquellos para el trastorno por consumo de opiáceos. Para ello, se requiere una orden médica de hospitalización y que el hospital esté afiliado a Medicare. Sin embargo, la Parte A de Medicare no cubre los servicios privados de enfermería, las habitaciones privadas (a menos que sean necesarias por razones médicas) ni los artículos personales, como los productos de aseo personal. Tampoco se incluyen otros gastos en la cobertura, como el teléfono de la habitación o la televisión.

2. Atención en centros de enfermería especializada: La Parte A de Medicare proporciona cuidados de enfermería especializada a corto plazo en determinados casos. Para ello, debe tener días por usar de sus beneficios, cumplir con los requisitos de hospitalización, recibir una evaluación médica que indique la necesidad de cuidados diarios especializados y ser atendido en un centro certificado por Medicare. Es imprescindible que los servicios especializados estén relacionados con una afección tratada durante una estancia reciente en el hospital o que haya dado comienzo en el centro de enfermería. La cobertura incluye habitaciones compartidas, comidas, diferentes terapias, servicios sociales médicos, medicamentos necesarios, equipamiento, transporte de urgencia a centros de tratamiento y asesoramiento nutricional.

3. Atención sanitaria a domicilio: Para las personas que están confinadas en el hogar, Medicare Parte A y/o Parte B podrían cubrir los servicios de salud a domicilio. Para acceder a estos servicios se requiere un certificado médico y utilizar una agencia certificada por Medicare. Los servicios incluyen enfermería especializada a tiempo parcial, asistencia sanitaria a domicilio, diversas terapias, servicios sociales médicos, determinados medicamentos y suministros médicos de uso domiciliario. Es fundamental tener en cuenta que Medicare no cubre los cuidados a domicilio las 24 horas del día, el reparto de comidas ni los servicios de ayuda a domicilio que no sean de carácter médico. Tampoco incluye los servicios de cuidado personal. Conocer su cobertura y trabajar con una agencia certificada por Medicare le garantizará que recibe los servicios sanitarios a domicilio adecuados.

4. Atención de hospicio: Para las personas con enfermedades terminales, los cuidados paliativos, que hacen hincapié en el confort y la calidad de vida, son una opción viable dentro de la Parte A de Medicare. Para poder optar a ellos, tanto su médico de cuidados paliativos como sus médicos de cabecera deben confirmar una esperanza de vida de seis meses o menos, y usted debe optar por cuidados paliativos en lugar de curativos. Los servicios de cuidados paliativos, disponibles a domicilio o en centros especializados incluyen medicación, alivio de los síntomas y asistencia del cuidador, pero tenga en cuenta que Medicare no cubre los gastos de alojamiento y comidas.

Medicare Parte A: ¿Cuánto cuesta?

Para acceder a la Parte A de Medicare, por lo general se deberá acreditar 10 años (o 40 trimestres) de cotizaciones a la Seguridad Social a través del trabajo. Sin embargo, es posible que aún cumpla con los requisitos de elegibilidad mediante los antecedentes laborales de su cónyuge o ex cónyuge, o si padece una discapacidad que califique. Para ser elegible también es necesario tener 65 años o más, recibir prestaciones por discapacidad durante al menos dos años a causa de una discapacidad permanente o padecer esclerosis lateral amiotrófica (ALS) o enfermedad renal en fase terminal (ESRD). Si cumple estos requisitos, quedará automáticamente inscrito en la Parte A; en caso contrario, deberá presentar una solicitud.

Medicare Parte A: ¿Cuál es el plazo de inscripción?

Al cumplir los 65 años, si ya recibe prestaciones de la Seguridad Social o de la Junta de Jubilación de Empleados Ferroviarios, quedará automáticamente inscrito en la Parte A y la Parte B de Medicare. Si no es así, deberá inscribirse durante su Período Inicial de Inscripción (IEP) u otro período de inscripción para evitar penalizaciones e interrupciones en la cobertura.

– Su IEP comienza tres meses antes del mes de su 65 cumpleaños y se prolonga tres meses después, y le permite inscribirse en las Partes A, B y C de Medicare (Medicare Advantage) y en la Parte D de Medicare (medicamentos con receta).

– Si no se inscribe durante el IEP, podrá hacerlo durante el Período de Inscripción General (del 1 de enero al 31 de marzo), pero la cobertura comenzará el 1 de julio, por lo que es posible que se le apliquen penalizaciones por inscripción tardía.

– Los Períodos de Afiliación Especial (SEP) se utilizan para eventos específicos como un cambio de domicilio o la pérdida del seguro, y ofrecen un plazo de inscripción de dos meses sin penalización.

Conocer los requisitos y los períodos de inscripción es fundamental para disfrutar de una cobertura de salud sin problemas a partir de los 65 años.

Medicare Parte A: ¿Cómo me inscribo?

Puede inscribirse en Medicare a través de la página web de la Seguridad Social. Para empezar, cree una cuenta en la Seguridad Social y siga los pasos para inscribirse en Medicare. Si lo prefiere, llame a la Administración de la Seguridad Social al 1-800-772-1213 para que lo asesoren. Con independencia del método que elija, le brindarán asistencia y responderán a cualquier duda que pueda tener relacionada con la inscripción.

Medicare Parte B: ¿Qué es?

La Parte B de Medicare, disponible para los ciudadanos estadounidenses mayores de 65 años o con determinadas discapacidades o afecciones, es una parte de Medicare que cubre los servicios y suministros médicos que sean necesarios. Esto incluye:

– Citas con el médico
– Tratamiento ambulatorio
– Cuidados preventivos
– Algunos equipos médicos

Inscribirse en la Parte B es opcional, pero requiere el pago de una prima mensual. Por lo general, la Parte B cubre el 80% de los costos de los servicios médicos, por lo que el 20% restante corre a cargo del beneficiario, junto con los deducibles y copagos que correspondan. Tenga en cuenta que la Parte B no cubre los tratamientos dentales, de la visión, de la audición ni los cuidados a largo plazo. Entender las particularidades de la Parte B lo ayudará a tomar decisiones informadas sobre su atención sanitaria.

Medicare Parte B: ¿Qué cubre?

Medicare Parte B (Seguro Médico) comprende dos áreas principales:

1. Visitas al médico: La cobertura incluye las visitas a diversos profesionales de la salud, desde médicos de atención primaria hasta especialistas. Le recomendamos confirmar el alcance de la cobertura tanto con su proveedor como con Medicare antes de cualquier visita, para verificar el costo y garantizar la atención necesaria.

2. Atención ambulatoria: La Parte B cubre un amplio espectro de servicios ambulatorios, que son tratamientos o procedimientos que no requieren pasar la noche en el hospital. Esto incluye cirugías ambulatorias, pruebas de diagnóstico, servicios de salud mental, terapias y servicios de rehabilitación. Sin embargo, el alcance de la cobertura de cada servicio puede variar, por lo que es aconsejable consultar a los proveedores de asistencia sanitaria y a Medicare para conocer la cobertura específica de cada servicio.

3. Atención sanitaria a domicilio: La Parte B de Medicare incluye la asistencia sanitaria a domicilio, que ofrece servicios de profesionales capacitados, como enfermeros y terapeutas, en su domicilio. Incluye diversas opciones de atención, como enfermería, terapias y servicios médicos sociales. Para poder optar a ella, tiene que encontrarse confinado en su hogar y necesitar cuidados profesionales de acuerdo con un plan de cuidados prescrito por un médico. Este plan puede cubrir servicios que van desde el cuidado de lesiones hasta la rehabilitación.

4. Cuidados preventivos: La Parte B de Medicare cubre un amplio espectro de servicios de atención preventiva, esenciales para mantener la salud y controlar las enfermedades crónicas. Esto incluye servicios como los controles anuales de salud, las pruebas de detección (cáncer, diabetes, cardiopatías) y las vacunas contra la gripe. Si su proveedor de asistencia sanitaria acepta Medicare, la mayoría de estos servicios no le costarán nada. La Parte B también incluye vacunas como la de la gripe y la neumocócica, aunque a veces es necesario pagar un copago o coseguro. Consulte siempre con su proveedor y con Medicare para confirmar la cobertura de vacunas o servicios preventivos específicos. Esto le ayudará a controlar su salud y a prevenir enfermedades graves.

5. Equipo médico duradero (DME): La Parte B de Medicare cubre el equipo médico duradero (DME), que incluye artículos médicos reutilizables, como sillas de ruedas, andadores, camas de hospital y ciertas prótesis para uso doméstico. Este equipo debe ser considerado médicamente necesario, prescrito por el médico, adecuado para uso doméstico y con una buena relación costo-beneficio. La Parte B incluye también los suministros esenciales necesarios para estos dispositivos, como pilas o tubos. Es importante conocer los detalles de la cobertura de los equipos médicos duraderos de la Parte B para asegurarse de que recibe el equipo necesario para sus necesidades médicas. Verifique siempre la cobertura específica de cada equipo con su proveedor de asistencia sanitaria y con Medicare.

Medicare Parte B: ¿Cuánto cuesta?

La Parte B de Medicare en 2024 tiene estos costos clave: la prima mensual es de 174,70$, es más elevada para los ingresos más altos, y es obligatoria incluso si no utiliza los servicios de la Parte B. También hay que tener en cuenta que si se retrasa la inscripción en la Parte B, la penalización podría aumentar. Después de pagar un deducible de 240 $, usted será responsable del 20% de los servicios cubiertos por Medicare si el proveedor acepta las tarifas de Medicare. Los servicios de laboratorio y la atención sanitaria a domicilio están totalmente cubiertos, pero deberá abonar el 20% por el equipo médico duradero. Los cuidados de hospitalización están sujetos al 20% de los honorarios del médico. La atención ambulatoria de salud mental también requiere un pago del 20%, con excepción del examen anual gratuito de detección de la depresión, con posibles cargos adicionales en las clínicas ambulatorias de los hospitales. Los gastos de atención sanitaria de salud mental en régimen de hospitalización parcial incluyen el deducible y el 20% de los honorarios del servicio, más un coseguro por día en los centros ambulatorios. La atención hospitalaria ambulatoria también implica el pago del 20% de los servicios del proveedor y un copago, con un límite máximo fijado por el deducible de la Parte A para las estancias hospitalarias.

Medicare Parte B: ¿Cuándo cumplo con los requisitos de elegibilidad?

Para tener derecho a la Parte B de Medicare, debe ser ciudadano estadounidense o residente legal permanente con al menos cinco años de residencia. Tiene derecho a acogerse a partir de los 65 años, y la inscripción se realiza automáticamente si ya recibe prestaciones de la Seguridad Social o de la Junta de Jubilación de Empleados Ferroviarios. Las personas menores de 65 años con discapacidad, como las que reciben el Seguro por Incapacidad del Seguro Social durante 24 meses o a las que se les ha diagnosticado ALS (enfermedad de Lou Gehrig), también pueden inscribirse en la Parte B de Medicare.

Medicare Parte B: ¿Cuál es el plazo de inscripción?

Comprender los plazos de inscripción en la Parte B de Medicare es clave para evitar sanciones , y el plazo varía en función de sus circunstancias individuales. Si está por cumplir los 65 años y no recibe prestaciones de la Seguridad Social, debe inscribirse durante el período de siete meses en torno a la fecha de su cumpleaños para evitar las penalizaciones por inscripción tardía. Las personas que reciben prestaciones de la Seguridad Social estarán automáticamente inscritas a los 65 años. En caso de estar cubierto por un plan laboral, deberá inscribirse durante el período especial posterior a la baja laboral o a la pérdida de la cobertura. Para las personas con una discapacidad que cumple los requisitos, la inscripción se produce después de 24 meses de prestaciones del SSDI, o de forma inmediata en caso de padecer esclerosis lateral amiotrófica (ALS). Si no se inscribe durante el Período Inicial o el Período Especial, las primas mensuales pueden aumentar debido a las penalizaciones por inscripción tardía.

Medicare Parte B: ¿Cómo me inscribo?

La inscripción en la Parte B de Medicare puede realizarse en línea a través de la página web de la Seguridad Social. También tiene la opción de enviar su solicitud de inscripción en la Parte B de Medicare debidamente completada y firmada a su oficina local de la Seguridad Social por correo o fax. Para obtener más ayuda o información, puede ponerse en contacto con la Seguridad Social al teléfono 1-800-772-1213.

Medicare Parte B: ¿Cómo puedo obtener ayuda?

Explore las complejidades de Medicare con la ayuda de nuestros expertos en atención médica de My Senior Health Plan. Nuestros profesionales autorizados están a su disposición para ofrecerle ayuda especializada. Para recibir asesoramiento de calidad de forma inmediata, llame al (877) 255-6273. Queremos brindarle la información necesaria para que pueda tomar las mejores decisiones sobre sus opciones de atención médica. Póngase en contacto con nosotros para que podamos guiarlo en todo el proceso de Medicare.

Si busca asesoramiento personalizado sobre los planes de Medicare más adecuados para sus necesidades específicas, no dude en ponerse en contacto con un especialista en salud para personas mayores de My Senior Health Plan.

Reduzca los costos de la atención médica con una póliza Medigap

El Medigap, o Seguro Suplementario a Medicare, cubre los gastos que el Medicare original no cubre, como por ejemplo los deducibles y copagos, lo que supone una garantía de seguridad financiera. Si bien Medicare ofrece una cobertura amplia, no cubre ciertos gastos de desembolso. Por ejemplo, la Parte A de Medicare tiene un deducible de 1.632$ por período de beneficio en 2024, y la Parte B tiene un deducible anual de 240 $.
Las pólizas Medigap reducen estos costos adicionales al proporcionar cobertura para los deducibles, el coseguro y los copagos de las Partes A y B. Ofrecen diferentes niveles de cobertura, lo que permite a los beneficiarios elegir planes en función de sus necesidades sanitarias y su presupuesto. En My Senior Health Plan, nuestros agentes autorizados lo guiarán para que elija el plan de Medigap más adecuado y gestione los costos de su atención médica de manera efectiva.

Preguntas frecuentes sobre las Partes A y B de Medicare:

Pregunta frecuente nº 1: ¿Son gratuitas las Partes A y B de Medicare?

R: La Parte A de Medicare, conocida como Seguro Hospitalario, es gratuita cuando las personas, o sus cónyuges, han contribuido a los impuestos de Medicare durante al menos 10 años mientras trabajaron. Para quienes reciben Medicare antes de cumplir los 65 años, la Parte A no conlleva el pago de una prima. Si bien la Parte A de Medicare cubre una amplia gama de servicios sanitarios, es esencial tener en cuenta que existen deducibles, copagos y coseguros que usted deberá abonar. A pesar de estos gastos de desembolso, la Parte A puede aliviar significativamente la carga financiera de la asistencia sanitaria y brindarle una tranquilidad considerable en lo que respecta a sus gastos sanitarios.

La Parte B de Medicare suele requerir el pago de una prima mensual. El importe de la prima estándar puede cambiar cada año y ser más elevado en función de sus ingresos. La Parte B cubre los servicios y suministros médicos, incluidas las visitas al médico y la atención ambulatoria. Las personas que reciben Medicare suelen ser responsables de la prima de la Parte B, aunque no utilicen los servicios.

Pregunta frecuente nº 2: ¿Qué plan de Medicare elijo, el de la Parte A o el de la Parte B?

R: La Parte A y la Parte B de Medicare no compiten entre sí, sino que son elementos complementarios de su cobertura sanitaria. La Parte A se ocupa principalmente de los cuidados hospitalarios y de hospicio, de los cuidados en centros de enfermería especializada y de algunos servicios sanitarios a domicilio. La Parte B cubre las visitas al médico, la asistencia ambulatoria, los servicios preventivos y los equipos médicos. En conjunto, ofrecen un plan de asistencia sanitaria completo y, por lo general, es aconsejable inscribirse en ambos para obtener una cobertura integral que se adapte a sus necesidades sanitarias.

Pregunta frecuente nº 3: ¿Es posible tener sólo la Parte A de Medicare y no inscribirse en la Parte B?

R: Si tiene derecho a la Parte A de Medicare sin primas, puede elegir si se inscribe o no en la Parte B. Esta decisión deberá tomarla en función de sus necesidades sanitarias y de su situación económica. Inscribirse sólo en la Parte A significa que tendría que cubrir de su bolsillo los costos de los servicios que proporciona la Parte B, como las visitas al médico y la atención ambulatoria.

Pregunta frecuente nº 4: ¿Quedaré inscrito automáticamente en la Parte A de Medicare?

R: Si recibe prestaciones de la Seguridad Social, quedará automáticamente inscrito en la Parte A de Medicare. Si no recibe estas prestaciones, deberá inscribirse por su cuenta en la Parte A durante el Período de Inscripción Inicial. Este período suele durar siete meses y comienza tres meses antes de que cumpla los 65 años.

Pregunta frecuente Nº 5: ¿Puedo inscribirme en Medicare Parte A en cualquier momento?

R: La inscripción en Medicare Parte A no está disponible en cualquier momento. Su elegibilidad para inscribirse comienza con el Período de Inscripción Inicial, que dura siete meses, y que inicia tres meses antes de que cumpla 65 años. Si se le pasa este período, tiene la oportunidad de inscribirse durante el Período de Inscripción General, que se extiende anualmente del 1 de enero al 31 de marzo. Además, en determinadas circunstancias, como cuando pierde la cobertura sanitaria de su trabajo o cambia de domicilio, puede acogerse a un Período de Inscripción Especial para inscribirse en la Parte A.

Pregunta frecuente nº 6: ¿Es posible que no reúna los requisitos para la Parte A de Medicare?

R: La elegibilidad para la Parte A de Medicare exige ciertos requisitos específicos. Las personas menores de 65 años que no tengan una discapacidad elegible, o que no hayan contribuido a los impuestos de Medicare durante al menos 10 años (o 40 trimestres), normalmente no califican para la Parte A. Además, si no reúne los requisitos gracias a los antecedentes laborales de su cónyuge actual, previo o fallecido, es posible que no reúna los requisitos para la Parte A de Medicare.

Pregunta frecuente nº 7: ¿La Parte A de Medicare proporciona una cobertura completa después de alcanzar el deducible?

R: La Parte A de Medicare no cubre el 100% de los gastos sanitarios, ni siquiera después de haber abonado el deducible. Las hospitalizaciones tienen copagos en función de la duración. Después del deducible, los primeros 60 días no están sujetos a copago. Entre los días 61 y 90 hay un copago diario de 400 $, y entre los días 91 y 150, si se utilizan los 60 días de reserva de por vida, hay un cargo diario de 800 $. Los gastos a partir del día 150 corren totalmente a cargo del paciente.

Pregunta frecuente nº 8: ¿Es posible renunciar a la cobertura de la Parte A de Medicare? y, en ese caso, ¿cómo lo hago?

R: Para renunciar a la Parte A de Medicare sin primas, debe rellenar y enviar un formulario de baja voluntaria para las Partes A y B de Medicare. Este formulario puede obtenerse en el sitio web de la Administración de la Seguridad Social o en las oficinas locales. Tenga en cuenta que al rechazar Medicare Parte A podría perder los beneficios actuales o futuros de la Seguridad Social o de la Junta de Jubilación de Empleados Ferroviarios. Además, volver a inscribirse en la Parte A más adelante podría conllevar penalizaciones por inscripción tardía.

Pregunta frecuente nº 9: ¿Qué debo hacer para presentar una reclamación de la Parte A y la Parte B de Medicare?

R: Para presentar una reclamación de la Parte A de Medicare, por lo general se encarga del proceso su proveedor de asistencia sanitaria o el centro donde recibió los servicios. Ellos suelen presentar la reclamación en su nombre. Sin embargo, si utiliza un proveedor que no está afiliado a Medicare, tendrá que presentar la solicitud usted mismo. Para ello, deberá cumplimentar un formulario de Solicitud del Paciente para Pago Médico y enviarlo a su Contratista Administrativo de Medicare (MAC).

Por lo general, los proveedores de asistencia sanitaria o los hospitales presentan las reclamaciones de Medicare en su nombre. Si su proveedor no está afiliado a Medicare, tendrá que presentar la solicitud usted mismo. Para ello, deberá rellenar el formulario de Solicitud del Paciente para Pago Médico o “CMS-1490S”. Puede obtener este formulario llamando al 1-800-MEDICARE o descargándolo de la página web de Medicare.

Pregunta frecuente Nº 10: ¿Cuáles son los motivos para inscribirse únicamente en la Parte B de Medicare?

R: Las personas pueden elegir Medicare Parte B exclusivamente por varias razones. Entre ellas, haber aplazado su inscripción en Medicare Parte A, poseer un seguro de salud alternativo que ya cubre los servicios hospitalarios, tener menos de 65 años con una discapacidad que califica o enfermedad renal en etapa terminal, u optar por no inscribirse en Medicare Parte A para seguir siendo elegible para una Cuenta de Ahorros para la Salud (HSA).